El Supremo confirma una condena de cárcel por usar la Visa de la empresa para gastos particulares

09/03/2015 - 09:45

"El más elemental sentido común impone al titular de una tarjeta de empresa excluir su utilización para gastos personales que no puedan revestir la naturaleza de gastos de representación y que sean ajenos al ámbito de la empresa", afirma la Sala Penal del Supremo en una sentencia en la que confirma la condena de cárcel impuesta al administrador de una mercantil que cargó a la Visa de la sociedad el coste de instalación del aire acondicionado en su casa y gastos de comidas o viajes privados.

Leer noticia aquí.